Artículos

   

 

   Nos dirigimos a la Sacristía desde el claustro. Se accede a ella por el vestíbulo que alberga una regia escalera que se dirige al piso superior. Lo que el refectorio nos ofrecía en entalladura de madera, nos lo ofrece ahora la sacristía en piedra. 

 

Fuente de la sacristía

Dos naves que forman un ángulo recto presentan sobre unos muros vacíos tres grandes arcosolios y dos ventanales con una riquísima ornamentación escultórica: bustos, cartelas, armaduras, penachos y toda la más arrebatada fauna fantástica que el plateresco ofrece está aquí labrada con la justa medida y proporción. El arco de medio punto que separa los dos cuerpos ofrece una finísima labor plateresca. La riquísima crucería de la bóveda cobija este espacio bellamente singular.

Interior del armario de la Sacristía

 

MENU VISITA AL MONASTERIO:

 

 

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si sigue navegando por nuestro website consideramos que acepta su uso. Para saber mas acerca de las cookies que usamos y como eliminarlas,vea nuestra Politica de cookies.

Acepto el uso de cookies en este sitio.

EU Cookie Directive Module Information